Primera parte: Grecia en estado puro

1 año ago
andreina
54

Volvemos a Grecia, esta vez con un saco de recuerdos inolvidables de la última vez que estuvimos. La verdad que es un país que me apasiona, su cultura, su historia, gastronomía, etc. Cada vez descubro cosas nuevas de este lugar y, hacen que poco a poco, siempre me vaya enamorada y con ganas de volver. Quizás una de las cosas que más disfruto es de la comida, porque tienen una gastronomía tan variada, que siempre tienes ganas de más, de probar más cosas. Así que bienvenidos a la tragedia griega, primera parte de este post, nos vamos a Atenas.

IMG_0065.jpg

Nuestro hostal

Creo que Grecia es uno de los tantos destinos a los que volvería mil veces más, siempre me quedo encantada de su atmósfera y su ambiente. Es cierto, que nos quedamos el primer día, ya que nos íbamos a Mykonos dos noches después, en un lugar que no recomendamos a nadie. Y no por el hostal en sí, porque la verdad que el chico que nos atendió era super amable. Un rasgo que creo que caracteriza mucho a los griegos, esa hospitalidad. Sin embargo, el día que llegamos en taxi, gracias al taxista, no nos dio algo. Fue llegar a la zona y era la típica zona marginal, peligrosa, que había mucha gente metiéndose droga, etc.

Al final no nos sucedió nada, la verdad es que, en esas zonas, en nuestro caso, si evitas y vas por calles paralelas y tratas de no llamar la atención, no pasa nada. Pero es cierto, que las dos noches lo pasamos un poco mal, preocupadas por si alguien podía entrar en el hostal o como haríamos para salir del hostal evitando la calle paralela que era donde estaba la zona más peligrosa. Incluso, a los días, en uno de los Free Tour que hicimos, gastronómico, toda una maravilla, salió en la conversación con el guía de las zonas más peligrosas. Y básicamente nos dijo que teníamos suerte de que no nos hubiera pasado nada, pero que ambas zonas donde nos quedamos estaban en lugares bastante marginales y peligrosas de Atenas. Toda una aventura.

Una experiencia gastronómica

A pesar de la preocupación de nuestros guías, debemos decir que gracias a esas zonas “tan marginales” vimos otra cara de Atenas, sobre todo a nivel gastronómico. Lugares muchos más ricos y económicos, alejados del turismo saturado que hay en el centro. Si pueden quedarse en Syntagma (mejor evitar la plaza por la noche) o Plaka, es más seguro, pero al final nada te asegura que no te vayan a robar. Es lo que tiene en sitios turísticos. Por estas zonas encontramos una cafetería (que podrán ver en las imágenes al final) super económica en la que siempre desayunábamos un frapé, un zumo de naranja y un sándwich, todo por 5 euros (que era lo que prácticamente costaba un café en muchos sitios). Ya que como nos contó uno de los guías, el griego le gusta mucho saborear el café con calma y poIMG_0209.jpgr eso puede mantenerse sentado en una terraza mucho tiempo.

Y también, descubrimos uno de nuestros restaurantes favoritos, BeeRaki. Estaba super rico, nos quedaba cerca de ambos sitios en los que nos quedábamos. Tenía de todo lo típico griego, en cuanto a comida y también música, a precios muy bajos y alta calidad. Además, ambos camareros, sobre todo la camarera que hablaba inglés, eran adorables. Nos dieron un montón de sitios donde salir y comer. Y siempre muy servicial, además, muchas veces hacen conciertos de música en vivo.

Ahora tocan un par de consejos

Ahora vamos a dejar un par de consejos de uno de los tours que hicimos que les vendrán genial para su próximo viaje a Atenas:

  • Los mejores sitios para comer platos típicos son en las tabernas (en el siguiente post también les daremos otros sitios).
  • Mejores zonas para comer Plaka y Monastiraki.
  • Hay visitas guiadas para ir a Sounion, el Templo de Poseidón, una de las mejores puestas de sol que hemos visto, pero justo por la plaza de Syntagma hay una parada de autobuses que te lleva al templo. Ida y vuelta por 6 euros.
  • Si eres estudiante europeo tienes prácticamente todos los museos de acceso gratuito, incluso el Templo de Poseidón.
  • Con el tranvía número 5 (se encuentra en la Plaza Syntagma) se encontrarán en las costas de Atenas en menos de 30 minutos. Allí podrán ir al puerto de Atenas o ver las pequeñas calas hasta el final de la línea.
  • Al punto más alto de Atenas, les recomendamos ir en taxi, entre varios es baratísimo y es una de las puestas de sol más bonitas de Atenas. Eso sí, tendrán que subir una pequeña cuesta y un par de escaleras, pero merece la pena, se los aseguro.
  • Para ir en taxi les recomiendo la aplicación Beat, porque sino se pueden aprovechar y subirles las tarifas (nos pasó el primer día que nos cobraron 10 euros cuando el trayecto costaba 5 con la aplicación). Es parecida a MyTaxy, pero más económica. Sobre todo, para subir a la zona más alta de Atenas que es la Colina Licabeto. Unas puestas de sol de ensueño.
  • Por la Plaza Monastiraki, cerca hay un mercadillo que abren casi todos los días, de gente que vende antigüedades y otras curiosidades.
  • Para ir al aeropuerto, hay una guagua (autobús), que sale cada media hora desde la plaza Syntagma. Es el número X95 y es mucho más rápido que el metro y más económico (ya que la tarifa de metro se eleva mucho para ir al aeropuerto).
  • Vayan con bastante tiempo al aeropuerto y siempre pendiente de su puerta, porque es inmenso y para pasar los controles se suele tardar mucho, para nuestro vuelo de vuelta a Roma casi perdemos el avión por estar distraídas. Y como no, nos tocó correr de una punta a otra como si no hubiera un mañana. Por suerte aún faltaba gente y Ryanair iba con sus retrasos de última hora.

Pero esto no es todo, queda mucho por saber y conocer de Atenas, apenas hemos visto nada. En nuestro siguiente post hablaremos de los sitios que visitamos, que fue lo más que nos gustó, sitios para salir, que hacer, etc. Así que no se lo pueden perder y ya saben, a seguir viajando.

Avatar
Autor: andreina

Deja una respuesta

7 comentarios