Una vez Coímbra, siempre saudade

6 meses ago
andreina
139

Nos vamos a Coímbra

Por Sara Reyes

Muy arraigada a sus tradiciones, vinculada a una historia que tiene mucho que contar y, más aún, una ciudad que se mantiene viva dispuesta a darse a conocer. La ciudad universitaria por excelencia en el país vecino: Coímbra.

A una hora de Oporto nos encontramos con la que fuera capital de Portugal entre los siglos XII y XIII. Caracterizada por sus estrechas y empinadas calles de piedra, atravesada por el río Mondego y resguarda por numerosos edificios que acogen entre sus paredes miles de años de vida, nos adentramos a descubrir una de las ciudades más singulares de Portugal.

PHOTO-2020-04-29-20-31-48

Para empezar, no podemos referirnos a Coímbra sin hacer una mención especial a su universidad. La Universidad de Coímbra es una de las más antiguas de Europa, siendo su sede antigua Patrimonio de la Humanidad desde el año 2013. Su historia, arquitectura y tradición la convierten en la institución de educación superior más importante del país.

En el patio de la Facultad de Derecho se encuentra la Biblioteca Joanina, reconocida como una de las más originales y espectaculares bibliotecas barrocas europeas. En ella reposan más de 70.000 volúmenes y el espacio se utiliza frecuentemente como sala de conciertos, exposiciones y otros eventos culturales.  Además, cabe destacar la Torre de la Universidad desde donde se puede apreciar todo el centro de la ciudad.

La visita de la sede antigua en la que se encuentran tanto la Biblioteca como la Torre de la Universidad requiere de un coste aproximado de 10€, siendo gratuito para los estudiantes. Sin duda, esta institución constituye una visita obligatoria en la que también podrás ver el Rectorado de la Universidad, su plaza, monumentos diversos, resto de facultades y subir los 125 peldaños que conforman las famosas Escaleras Monumentales, todo un reto deportivo para aquel que las encara. Tradición y cultura van de la mano en toda la universidad en la que más de 30 mil estudiantes reciben clases en aulas engalanadas de minuciosos azulejos con más setecientos años de historia.

unnameed

Asimismo, podrás pasear por el Jardín Botánico de la Universidad para mitigar las calurosas tardes de verano o sentarte a leer un buen libro de Saramago. Otra de las visitas obligatorias en esta ciudad es el Museo de la Historia Natural, la Quinta de las Lágrimas, la Catedral Nueva y Vieja o el Acueducto de San Sebastián, entre otros. Como recomendación, pasear a orillas del río Mondego a la luz del ocaso.

Gran parte del ocio está vinculado a la universidad. Los estudiantes, ataviados con la vestimenta tradicional, festejan dos fechas clave a lo largo del curso académico: uno al inicio del mismo, en torno al mes de octubre con la fiesta de las  “Latadas” y otro al finalizarlo en mayo con la “Festa das Queimas”. En ellas,  los estudiantes de nuevo ingreso o caloiros, tienen la mayor parte del protagonismo, en las que los más veteranos se encargan de acogerlos por medio de las famosas novatadas que duran, en algunos casos, todo el curso universitario. Ambas festividades son muy importantes, no solo para la comunidad universitaria, sino para todos los coimbrenses. Cabalgatas, conciertos, música y mucha diversión para dar comienzo y fin al curso universitario. Los estudiantes viven con mucho apego las tradiciones de la universidad, esperando con ansia esta y otras fechas importantes de la vida académica.

unnamed

La Tuna vinculada a la universidad y el tradicional Fado también conforman otras de las muchas actividades culturales por excelencia. A lo largo del curso académico se celebran conciertos por parte de las tunas de las diferentes facultades, distinguidas por géneros. Bailes, canto y música instrumental que amenizan los días, pero también las noches de esta singular ciudad. En cuanto al Fado, entendido como folclore portugués, constituye una atractiva visita en la que degustar la más típica música local junto a un buen vino de Oporto. Son varios los locales en la ciudad en los que poder disfrutar de esta experiencia única, destacando el Fado Hilário ubicado en el casco histórico.

La vida nocturna coimbrense está caracterizada por la visita a diferentes pubs o bares en los que poder empaparse de música comercial y fiestas para estudiantes, con tentadores precios para el consumo de bebidas. Destacar la discoteca NH, Mandarim o bares como O reitor o What’s up Doc Bar ubicados en los alrededores y medianías de la Praça da República. También podrás hacer “botellón” en ella, un evento frecuente en las primeras semanas del inicio del curso, puesto que no hay sanción por consumir alcohol en la calle.unnammed

Por último, aunque no menos importante, ¡el postre! La repostería es uno de los platos fuertes en las mesas portuguesas. Para los más golosos, la pastelería que se encuentra al lado de las Escaleras Monumentales de la Universidad, Pastelaria Universidade, reúne todo tipo de tentadores dulces y tartas. En la calle principal de la ciudad también se encuentran otros establecimientos dedicados a diferentes sobremesas, en especial, a los típicos pasteles de nata. Si lo tuyo no son los postres, las cantinas de las diferentes facultades de la universidad ofertan menús a un módico precio de 2,40€ si eres estudiante. En el corazón de la ciudad, en sus múltiples y estrechas calles de piedra, podrás encontrar restaurantes de comida típica portuguesa entre los que destaca el frango (pollo) y el bacalhau à Brás (pescado).

Esta ciudad te invita a empaparte de su tradición, disfrutar de sus costumbres y ser parte de su larga y especial historia que bien custodia su universidad y sus estrechas y empinadas calzadas. ¿Te animas a formar parte de ella?

Avatar
Autor: andreina

Deja una respuesta