Tercera parte: las cataratas Kravice y la montaña Hum

7 meses ago
Celia Navas
32

Las cataratas de Kravice, belleza natural

Las cataratas Kravice son uno de los secretos naturales mejor guardados de Europa. Las cascadas, con una disposición semicircular que abarca casi 120 metros, proporcionan una sensación de anfiteatro natural. Cuentan con una caída libre de más de 25 metros de altura hacia un estanque natural. En que el puedes nadar o dar un paseo en alguna de las pequeñas embarcaciones de los locales.

Se formaron en lo más profundo de un bosque salvaje. Durante el paso del río Trezibat y en ellas, a causa del calor, se produce un fenómeno natural asombroso alrededor del mediodía: parte del agua del lago sube y se crea una niebla en la parte superior del valle. Es algo espectacular de contemplar.

Estas cataratas me recuerdan a una versión en miniatura de Reserva Natural de los Lagos de Plitvice, en Croacia. De los que escribiré más adelante, y puedo garantizar que ambos enclaves merecen completamente la pena.

kravice (3)

La montaña Hum, contemplando Mostar desde las alturas

Hay una cruz católica coronando una montaña en Mostar. Esto es algo que se ve desde la ciudad en todo momento y genera incetidumbre: ¿por qué hay un símbolo católico en un país mayormente musulmán? ¿por qué ese lugar de honor? La cima de esta montaña con la cruz fue la útlima parada de nuestro tour. Y, además de contemplar Mostar en todo su esplendor, nuestra guía nos narró algunas anécdotas particulares de la guerra.

Esa montaña, al igual que las otras que rodean la ciudad, fueron puntos para los francotiradores croatas.  Hoy en día, sigue habiendo partes prohibidas porque continúa habiendo minas antipersona que no se retiraron. La altitud de la montaña permite apreciar Mostar en su totalidad.  Y la división formada por una carretera entre las partes cristiana y musulmana es clara. Las vistas desde allí son espectaculares.

hum hill (3)

Y respecto a la cruz, de 33 metros de altura, lo que sé es que se construyó en 2002.  Supuestamente a fin de honrar los 2.000 años de cristianismo y marcar un nuevo comienzo. No obstante, parte de la población musulmana considera esta gran cruz, representativa de otra fe. En un punto clave de la ciudad, qe además fue usado para matar a otros musulmanes durante la guerra, es algo ofensivo y humillante.

Termino mi post recomendando a todos aquellos que quieran ir a los Balcanes, que aprovechen para ver esta ciudad y sus alrededores. Son lugares bonitos, muy baratos y distintos a los que estamos acostumbrados. Garantizo que merece la pena visitarlos.

Celia Navas
Autor: Celia Navas

Deja una respuesta

2 comentarios