Segunda parte Malmö

4 semanas ago
Enrique Puertas
60

¡Qué siga la aventura por Suecia!

Un hecho relacionado con lo anterior y que nos llamó la atención fue, a nuestro parecer, el alarmismo que hay dentro de la ciudad de Malmö con respecto a la delincuencia. Esto nos sucedió una noche que fuimos a una discoteca (lujosa a mi parecer, aunque sin nada especial) con mi prima Elin y sus amigos. Tras un buen rato dentro de la discoteca mi amigo y yo salimos a tomar aire porque nos aburríamos. Tras 10 minutos mi prima nos llamó muy alarmada diciendo que entráramos inmediatamente, que era muy peligroso estar en la calle por la delincuencia. ¿Alguien de España imaginaría que Suecia es tan peligroso? Creo que exageraba un poco mi prima, aunque imagino que el resto de habitantes de Malmö tendrán una imagen similar de su ciudad.

También tuvimos tiempo de visitar el resto de la ciudad. Podemos destacar lo que podría ser el “Casco histórico” de Malmö, llamado Lilla Torg, cuyas casas tienen una arquitectura bastante bonita, y es un lugar de reunión social en el que tomarse un par de cervezas y algo de picar. 

Otro lugar interesante es la plaza de Stortorget, que se podría asemejar a la Plaza Mayor de Madrid en importancia y en cuyo centro reside la estatua del rey Carlos Gustavo X. Cabe destacar también el edificio del ayuntamiento y los jardines floridos que predominan en el lugar. Algo que llama la atención de los establecimientos en Suecia es que cierran a las 18:00 de la tarde, y a partir de esa hora poco se puede hacer allí. Es una mala idea despertarse a las 12:00 en Suecia (recomendación).

Viviendo el fútbol sueco

Tuvimos la oportunidad también de ver cómo se vive el fútbol en Suecia gracias al partido Suecia-Inglaterra del mundial de Rusia 2018, en la que la selección nórdica cayó eliminada pero se podía observar la alegría de los suecos a pesar de ello, pues llegar a cuartos de final de un mundial para ellos es una gran hazaña. Lo vivimos como una gran fiesta dentro de un parque en el que habilitaron una pantalla para todos los presentes. Nosotros fuimos con nuestra bandera sueca a animar, como no podía ser de otra manera.

Y, por supuesto, no podíamos irnos sin visitar la playa de Lomma Beach en Malmö, aunque hiciera frío. Me llama la atención de esta playa que puedes alejarte 2 kilómetros de la orilla de la playa dentro del mar y sigue cubriendo el agua por las rodillas. Un buen lugar para vislumbrar la puesta de sol.

Por último, mencionar el nivel adquisitivo (como ya hice en mi post sobre Salónica), y es sorprendente, por ejemplo, ver la cantidad de coches lujosos que puedes ver en las casas (chalets) de Suecia, sin necesariamente estar en un barrio adinerado y, por supuesto, la perfecta conservación de los edificios y calles, que dan gusto visitar. 

Enrique Puertas
Autor: Enrique Puertas

Deja una respuesta