Santa Eulalia y Barcelona

1 año ago
Andreína Pérez
409

Descubriendo la ciudad a través de Santa Eulalia

“¿Quién es Santa Eulalia y por qué es tan importante en Barcelona?” En todo mi desconocimiento sobre ella, a través de las clases de catalán a las que asisto, nos explicaron que era la copatrona de Barcelona con la Virgen de la Merced. Seguro que esta última le suena más por las famosas fiestas que se celebran en su honor. Y según la historia, a nivel de Santa Eulalia se destaca sobre todo como una mártir cristiana tanto por la iglesia católica como por la ortodoxa. Si quieres saber más sobre ella, te lo contamos a continuación.

¿Quién era Santa Eulalia?

Según la leyenda, fue una niña de 13 años que ante la represión que existía hacia los cristianos, se escapó para recriminarle al gobernador de Barcino lo que estaba sucediendo. Esta historia se remonta a la época romana, y según relatan las fuentes de la época, a la niña, como no quiso renunciar a su fe, fue condenada. En concreto, se le impusieron 13 martirios, porque era su edad en ese momento. Cada uno de los martirios que la hicieron pasar eran peor que el otro. Sin embargo, a pesar de crucificarla desnuda, según dice la leyenda, comenzó a nevar y a tapar su cuerpo. Incluso, al final de su oración, se dice que la gente vio como una paloma blanca proveniente de su boca salía volando libre al cielo.

Otras dos historias que se atribuyen es cuando los restos de la santa que estaban siendo reubicadas, uno de los que la trasladaban su sarcófago intentó robar un dedo de la santa. Con lo cual, ante tal situación, por lo visto el sarcófago se hizo tan pesado que tuvo que confesar, porque era imposible moverlo. Y, de cara a las fiestas de La Merced, se dice que las lluvias que muchas veces se dan son motivo de las lágrimas de Santa Eulalia por el olvido de los barceloneses.

Aunque también se sigue estudiando si realmente Santa Eulalia, los martirios y su historia fue en Barcelona o si realmente es un ejemplo de duplicación o desdoblamiento de santa Eulalia de Mérida. Sobre todo, porque lo que ha llegado hasta nuestros días ha sido por la tradición oral.

En la actualidad

Barcelona es una ciudad que tiene muchas festividades por sus diferentes barrios, pero, en especial Santa Eulalia es la gran fiesta mayor del invierno. Y, sobre todo, es una gran conmemoración de la cultura popular de Barcelona. Por ejemplo, de los gigantes que van con Santa Eulalia como séquito, las primeras referencias a este tipo de esculturas datan de hace 600 años. Incluso, este año se abrieron las fiestas con la presentación de “Barcelona gegantera”. Compuesto por un libro, una web y una serie de videos que muestran como fue la recuperación de esta tradición en los años 70.

Además de los múltiples conciertos, actividades, etc. esta época es perfecta para ir a los museos. ¿Por qué? Debido a la festividad de Santa Eulalia el domingo todos los museos son gratis, por eso les dejamos aquí un listado de los principales. Y además, la fiesta suele durar desde el viernes 10 de febrero hasta el domingo 12 de febrero (siendo este el día especial). Principalmente las fiestas se realizan en el distrito de Ciutat Vella. Aquí les dejamos la página de Ir Barcelona que explica más detalladamente en un mapa los principales lugares.

Ruta monumental

En Never Unpack te recomendamos si estás por Barcelona realizar esta ruta monumental en busca de las representaciones de la santa, te encantará:

  • La Catedral de Barcelona en la que actualmente se encuentran sus restos.
  • La Casa de la ciudad que es la sede del Ayuntamiento.
  • La Calle de la Baixada de Santa Eulalia desde donde la lanzaron en un tonel como parte de sus martirios.
  • La Plaza del Pedró.
  • Le Llano de la Boquería, que es donde se cree que se realizó la crucifixión.
  • La Calle de del Arco de Santa Eulalia.
  • La Calle de Santa Eulalia.
  • La Plaça del Ángel.
  • La Calle del Desert.
  • El Santuario de Santa Eulalia de Vilapicina.

¿Cómo fue nuestra experiencia?

Aunque nosotros no pudimos acudir a todos los actos, en especial ver el séquito, los bailes tradicionales, los Castell… Fue una atmósfera que nos encantó, que sobre todo recomendamos compartir con los peques. Y también un modo mejor de conocer Barcelona, porque lo cierto hemos visto lo turísticos o sus alrededores como Lloret del Mar, Castelldefels o Sitges, pero sentíamos que nos estábamos perdiendo la ciudad en sí. Porque al final cuando te mudas a un sitio nuevo, tienes mucha curiosidad sobre sus costumbres, historia y tradiciones. Y en Santa Eulalia siento que aprendimos un montón.

Terminamos esta aventura, pero recuerden nunca dejen de descubrir nuevos lugares, culturas, aprender en cada aventura y, sobre todo, vivirla como una experiencia única para recordar. ¡Hasta la próxima viajer@s!

Autor: Andreína Pérez

Deja una respuesta