Primera parte: recorriendo la costa de Formia

2 años ago
andreina
14

Gaeta y Formia: pueblos de Italia entre el mar y la montaña

Italia es uno de los mejores destinos para quién busca paisajes divinos y ciudades llenas de historia. Las montañas del interior del país y las relajantes playas en la llanura italiana son, sin lugar a dudas, sitios dignos de postal. No es de extrañar que Italia fuera elegido el 5º país más visitado en el mundo en 2018, según la Organización Mundial del Turismo.IMG_3497

¿Pero ya imaginasteis un sitio que mezcle la belleza del mar con los encantos de las montañas? Te damos la solución a lo que estabas buscando. Este rincón puede ser fácilmente Gaeta y Formia, dos pueblos ubicados en la región del Lazio y bañados por el mar Tirreno. Hoy presentamos a nuestros lectores una ciudad que fue una gran sorpresa para nosotros y que seguro lo será también para vosotros. ¿Nos acompañáis?

¿Cómo llegar?

Quisiéramos aprovechar nuestra estancia en Roma para conocer un sitio diferente. Nos hacía mucha ilusión irnos a una ciudad del litoral en pleno invierno, diciembre. Ya estábamos cansados del clima frío de la capital italiana y, al final, ¿a quién no le gusta una buena playa?

mapa.pngNos despertamos por la mañana bien temprano. Nuestro viaje inició en la estación Termini para coger un tren que nos llevase hasta Formia. Con billetes de TrenItalia, pagamos solo 8,40 € para llegar hasta Formia, en un viaje que tarda cerca de 1h 30 minutos (echa un ojo en el mapa abajo para ver el camino).

Es importante recordar que los pasajes de la compañía italiana ponen el destino como Formia-Gaeta, pero la última parada será en Formia. ¡Luego explicaremos como llegar hasta Gaeta!

Llegando a Formia, ya sentimos la sensación de la buena temperatura que caracteriza muchas veces el sur de Italia. Aunque la ciudad no está tanto al sur, ya estaba con un clima más favorable que lo de Roma, ¡lo que dejó nuestro viaje más agradable! En finales de diciembre, pudimos coger algunos momentos de sol y temperaturas que llegaban a los 15 a 18 grados.

La estación de tren está en lo alto del municipio, pero no se preocupe en bajar al centro de Formia, ya que no está muy lejos y es muy fácil de acceder. Además, que merece la pena perderse por sus calles, conocer la gente de la zona y disfrutar de la brisa marina. La bajada es rápida y vale la pena por caminar por entre las casas de veraniego que se quedan a los pies de la montaña. En pocos minutos ya estábamos en la principal marina de la ciudad, donde podíamos ver a todos los barcos ancorados en el Ufficio Locale Marittimo. ¡Las imágenes más parecen pinturas a nuestros ojos!IMG_3501

Ya cerca del mar aprovechamos a caminar por la orilla y dedicar un poco de tempo a los diversos comercios que hay por allí, en forma de mercadillo (algo muy típico en Italia). Pudimos encontrar una especie de mini “Porta Portese” (un mercado igual “El Rastro” madrileño) con zapatos, ropas y abrigos, todos a poco costo. En el verano, además de las tiendas al aire libre, vale disfrutar de la principal playa, que está por la zona de Vendicio (Spiaggia Vendicio).

Formia es un pueblo pequeño con solo 35 mil habitantes, pero con muchos puntos turísticos que conocer. La Torre Ottagonale es uno de los lugares que visitar del principal castillo medieval de la región. Para los amantes de la arqueologia también está el Museo Arqueológico Nacional de Formia.

André Meirelles

Twiter: @andrmeirelles

IMG_3468

Avatar
Autor: andreina

Deja una respuesta