Ourense, la ciudad termal

5 meses ago
Marisa Mañanós
214

Nada como el norte, ruta por Ourense

Nos dijeron que en Galicia se comía bien: pulpo, zamburiñas, queso Arzúa... También nos dijeron que se bebía bien: Albariño, Estrella Galicia, licor café… Lo único que no nos dijeron era cómo pronunciar Ourense, así que fuimos a comprobar cómo se pronuncia en realidad de la mano de una ourensana.

Viajar a esta zona de Galicia es un plan perfecto para pasar un fin de semana de relax en las características termas de la capital de provincia. Está a tan solo 5 horas en coche de Madrid, aunque también tienes buena conexión de trenes. Lo más importante: tiene microclima del mediterráneo, no pasarás TANTO frío como piensas que hace en el norte.

OURENSE, SPAIN | DJI MAVIC PRO (4K) de Zilver Schmitz

Antes de empezar: Orense u Ourense

¿Se dice Ourense y Orense? La respuesta es clara: es Ourense, Orense fue una castellanización que hizo Franco, es como decir Gerona o Lérida. Tienes que pronunciarlo bien, se dice como suena, no intentes ponerle acento gallego. Una vez tenemos esto claro, podemos ponernos en marcha a la capital Termal de Galicia.

Tómate el viaje con calma y, sobre todo, abrígate

¿Qué podemos ver?

Nosotras fuimos sobre todo por la comida y la bebida, que como bien comentaba al principio del post, es una de las grandes características de Galicia. Ahora bien, me quedaría en Ourense por el ambiente y el fin de semana de relax.

Visita las termas de Ourense

Posiblemente las termas sean una de las razones por las que visites Ourense, y si no lo es, debería serlo. El lugar se caracteriza por las aguas calientes que recorren la ciudad y las termas que están situadas en toda la provincia. De hecho, esta agua brota incluso en el centro de la ciudad.

Hay termas públicas y privadas. Las públicas son completamente gratis, llegas y te metes directamente al agua, preferiblemente en bañador. Las privadas tienen vestuario y puedes ir haciendo un recorrido por las zonas con chorros de hidromasaje en el interior y exterior. Como ocurre en las míticas termas de Budapest o de Andorra, lo que más llama la atención es salir a un clima helado y meter el cuerpo calentito en agua, un placer que te deja totalmente relajada. Un consejo, el calor termal deshidrata, por lo que no deberías ir con resaca y recomiendo beber mucha agua antes.

Nosotras fuimos al Balneario de Outariz, al que puedes llegar en coche o transporte público. Llegamos en coche y lo aparcamos en un parking que está cerca de la entrada, solo hay que dar un paseo bajando a las orillas del Río Miño. También puedes ir con un tren que sale desde la Plaza Mayor. Es un colorido trenecito que te hace una ruta por la zona histórica. Si tienes prisa, recomendamos ir en coche, pero si prefieres ir tranquilamente disfrutarás de un recorrido de 40 minutos en el que apreciarás el Puente Romano. Te dejo aquí las tarifas para llegar en transporte público.

Balneario de Outariz

Pasea por el centro de la ciudad

La ciudad se caracteriza por tener calles estrechas y un centro histórico en el que están situados los principales bares y tascas. Encontrarás la catedral que está encajada entre estas pequeñas calles y apenas se deja ver desde lejos. De hecho, mi amiga que es de allí, nos contó que la gente prefería casarse en la parroquia para tener una salida más grande y que los invitados tiraran el arroz y las flores.

En este paseo por el centro (en una mañana lo tienes), pasarás por la plaza mayor. La única plaza mayor en cuesta, que viene muy bien si hay un acto allí.

Las estatuas de Ourense

En la “Rúa do Paseo, 7”, encontrarás la estatua de La Lechera que rinde homenaje a todas las mujeres que llevaban la leche a los domicilios de los ourensanos y ourensanas. En algunas páginas web la caracterizan como la estatua “influencer”, porque es la más fotografiada de la ciudad.

Ourense está repleto de figuras y estatuas, ninguna tan conocida como La Lechera, pero todas muy curiosas. Pasamos por delante del Carrabouxo, un viñetista de sátira que se encuentra en el parque de San Lázaro.  

Las fuentes termales de As Burgas

En el centro de la ciudad encontramos uno de los elementos más icónicos: las fuentes termales de As Burgas. Son de la época romana y emanan agua a más de 60º. Si te acercas, verás el agua en ebullición (cuidado no te quemes).  Estas aguas tienen propiedades terapéuticas gracias a la mineralización y el sulfato que ha sido utilizado con diferentes fines religiosos y medicinales desde la época romana. Si quieres conocer la historia y por qué a Ourense se le conoce como “La Ciudad de As Burgas”, te recomiendo este artículo.

Pulpeiras

Pulpeira

Cuenta la leyenda (el padre de una amiga), que antiguamente los ourensanos pagaban su tributo a la iglesia con pulpo. También cuenta que el mejor pulpo se come en Ourense y que, al pagar el tributo con tanto pulpo, los monjes bajaron a la ciudad para venderlo a los ciudadanos. Montaron lo que se conoce a día de hoy como “Pulpeiras” en las esquinas de las calles. Es un pequeño puesto donde la gente se acerca con su propio tupper o bolsa de plástico y compra el pulpo por raciones.

Vamos a lo importante: comer y beber

Llegamos a nuestro objetivo del viaje que era, sobre todo, gastronómico. Tuvimos suerte porque los padres de mi amiga nos habían preparado unos chorizos que ellos mismos preparaban en la temporada de la matanza (más o menos por el puente de diciembre), pero teníamos ganas de probar los restaurantes de allí.

Zona de los vinos

La zona de los vinos es el lugar principal para salir a comer y beber por Ourense. A mi me recordó a las zonas de pinchos de San Sebastián y a la calle Laurel de Logroño. En realidad, te recomendaría que fueras dando un paseo y probando tascas acompañado de un “corto”. Te dejo los bares en los que estuvimos nosotras:

  • Casita del Pulpo: Sin duda, el que más me gustó. No confundir con la Casa del Pulpo que es un mesón más grande para comer sentado, la casita es para tomar unas tapas. Tenéis que probar la tosta de pulpo con queso de Arzúa.
  • A Feira:  Una pulpería asador donde tienes que comer mucho pulpo.
  • El Comellon: Un mesón donde probamos la zorza, picadillo de chorizo, y croca de ternera, una carne típica gallega que proviene de la cadera del animal.  
  • Arco de Vella: Un bar bueno, bonito y barato en el que disfrutamos de una buena tortilla de patatas típica gallega.

De copeo por Ourense

Volvemos a la zona de los vinos. Allí es muy típico salir a licor café (licor ca, para los orensanos), pero ten cuidado, excita más de lo que te imaginas. En la misma zona encontrarás varios sitios de copas, nosotras fuimos a Auriense, un pub con música actual y La Chica de Ayer, donde ponen música indie, los grandes éxitos: Vetusta Morla, Izal y sus compañeros de festivales.

Vuelta a casa

Todos esto nos dio tiempo en un fin de semana, con resaca incluida, por lo que si te lo propones, puedes dar una vuelta también por los alrededores de la ciudad. Tómate el viaje con calma y, sobre todo, abrígate, aunque digan lo del microclima, es importante estar a gusto mientras visitas una ciudad.

Autor: Marisa Mañanós

Deja una respuesta