No sigas buscando el paraíso perdido: Bocas del Toro

5 meses ago
Carolina Cárcamo Villar
167

Dejé de desear que mi destino final fuese el cielo desde el mismo momento en que puse el pie por primera vez en Bocas del Toro.

Este archipiélago de Panamá, situado en la costa norte del Caribe Panameño, está constituido por 9 grandes islas, más de 50 cayos y alrededor de 200 islotes. Las 3 islas más importantes son: Isla Colón, la principal; Bastimentos, una de las más grandes del país; Isla Carnero. ¿Cuál es nuestro destino? Bocas del Toro allá vamos.

Estamos hablando de uno de los lugares de referencia para el eco-turismo, gracias a los arrecifes de coral, bosques lluviosos, manglares, playas de agua cristalina, fauna…; el sitio perfecto para surfear en playas casi vírgenes; y un auténtico tesoro para los amantes del submarinismo.

¿DÓNDE HOSPEDARSE EN BOCAS DEL TORO?

En Bocas del Toro hay opciones para todos los gustos. Si lo que buscas es privacidad y tranquilidad, puedes reservar alguna de las cabañitas a pie de playa, y con atardeceres espectaculares, que se encuentran en las islas más recónditas y pequeñas. Pero, si lo que quieres es un poco más de vidilla, tú lugar está en Bocas Town, capital de Isla Colón. En este pueblecito, la vida social y la oferta de tiendas, restaurantes y bares de copas es más amplia que en los resorts de playa.  Las calles de Bocas tienen un marcado ambiente caribeño, con locales decorados originalmente, y con casitas coloridas que pintan el pueblo. 

Algo importante a tener en cuenta es que el ambiente fiestero varía mucho dependiendo de si es temporada alta o temporada baja. Pero, vayas cuando vayas, siempre vas a poder pegarte una fiestecilla en alguno de sus hoteles con piscina privada y acceso directo al mar.

¿QUÉ HACER EN BOCAS DEL TORO?

¡ATENCIÓN! Si eres de los que se marea en los barcos, no vengas a Bocas del Toro. Aunque puedes hacer rutas de interior, para visitar la mayoría de atractivos de este archipiélago hay que moverse en lancha motora de una isla a otra. 

Existen varias empresas de tours con los mismos precios y mismas excursiones.

Como nosotras solo tuvimos 4 días en Bocas, nos decantamos por los dos tours siguientes:

Tour 1: Bahía Delfines, Cayo Coral e Isla Zapatilla

A pesar de lo impresionante del lugar, la primera mitad del tour nos decepcionó un poco porque estuvo marcado por la mala suerte.

La primera parada fue Bahía de los Delfines. Con toda nuestra ilusión estuvimos expectantes durante más de 20 minutos para ver alguno de estos animalillos simpáticos saltar cerca de nuestra lancha. No hubo suerte y, como los guías tienen prohibido cansarlos muchos, tuvimos que abandonar el lugar habiendo divisado únicamente la aleta de uno de ellos.

Continuamos la excursión hasta llegar a Cayo Coral. ¡Tocaba la parte más divertida del tour! Me puse mis gafas, mi tubo y me lancé al agua a disfrutar de la belleza del arrecife de coral. El momento zen de conexión con la naturaleza duró lo mismo que duró mi salto al agua…Enseguida empecé a oír gritos de mis compañeras y pronto descubrí a qué se debía: el agua estaba plagada de medusas, asombrosamente preciosas, pero venenosas. Intentamos aguantar sorteando las medusas para poder disfrutar del arrecife, pero estaban por todas partes y el agobio era tal que solo consumimos 15 minutos de los 40 de actividad.

Llegada la hora de comer, paramos a degustar un pescadito frito en uno de los restaurantes flotantes habilitados para las paradas de los tours y luego continuamos hasta Isla Zapatilla. En este lugar, por fin, pudimos disfrutar de la tranquilidad, sin percances, y del agua cristalina y la arena blanca. Tras varias horas de relax, volvimos a montarnos en las lanchas y regresamos a Bocas para prepararnos para la noche.

Tour 2: Playa Estrella

Playa Estrella está situada un poco lejos de Bocas Town, por lo que para llegar a ella hay que usar lancha o autobús.

Lo característico de este lugar es que está lleno de estrellas de mar. Nos contaron que en los últimos años se ha reducido el número de ellas porque los turistas no se limitan únicamente a hacerles fotografías, sino que las tocan e incluso las sacan del agua para la foto insta…Lo que no saben muchos visitantes (o sí, pero les da igual) es que, si sacas a una estrella de mar del agua, aunque no lo notes en el momento, hay muchas probabilidades de que esa estrella muera. La playa está llena de carteles avisando de eso, pero, como los humanos somos lo peor, vimos a varias personas jugando con ellas y sacándolas del agua.

Al margen de las estrellas, esta playa es un lugar idílico para desconectar y relajarse comiendo o tomando algo en los chiringuitos con estética caribeña a pie de playa.

Al día siguiente, tras esperar 3h a que apaciguarse una tormenta, pusimos rumbo a Costa Rica.  Si estás pensando en visitar Bocas del Toro, lo ideal es estar mínimo una semana para poder disfrutar de la mayor parte de sus rincones maravillosos. 

Autor: Carolina Cárcamo Villar

Deja una respuesta