Las huellas de la historia presentes en Córdoba

5 meses ago
Andreína Pérez
268

Un patrimonio histórico por conocer: Córdoba y sus culturas

Continuamos la aventura por Córdoba recorriendo cada rincón de historia. Lo cierto es que si te apasiona conocer cómo han convivido diversas culturas en un mismo entorno, estás de suerte, porque Córdoba es el lugar perfecto. La huella de los romanos, musulmanes, judío y cristianos sigue aún muy latente en la ciudad. Tal importancia tiene que es considerada Patrimonio de la Humanidad desde 1984.

Un dato curioso, por ejemplo, es el mismo nombre de Córdoba. ¿Sabrían decir de dónde viene o qué significa? Pues realmente su significado sería “ciudad del río” o “ciudad de los turdetanos. ¿Por qué? Este nombre viene del pueblo prerrománico que habitó en este territorio. Nuestro recorrido en estos dos días que nos quedaban nos llevaría a conocer cada una de las culturas. Por ello, en este post hemos decidido dividirlas por épocas, o, mejor dicho, por civilizaciones.

Los romanos

Respecto a la presencia romana, data del año 169 a.C. Todo empezaría con el general romano Claudio Marcelo que levantó un campamento militar. Tras este pequeño sector de la población que se instaló ahí, derivaría pronto la fundación de la ciudad romana. Y que, si vamos a la actualidad, no ha cambiado mucho su nombre ya que en la antigüedad sería Corduba. Una ciudad prospera hasta que en el año 45 a.C en el que la guerra civil lo cambiara todo. ¿Por qué una guerra civil? Por el conflicto que existió entre Julio César y los hijos de Pompeyo. Un desenlace que dejaría a la ciudad posicionada por uno de los bandos que perderían (los pompeyanos) y que generaría la pérdida de 22.000 habitantes.

En la actualidad podemos conocer gran parte de la historia y de sus vestigios que se conservan en Córdoba. Algunos de los monumentos que se conservan son como el Templo Romano. Una maravilla arquitectónica al aire libre que pueden disfrutar de forma gratuita. Y además de este lugar tan característico, también les recomendamos el Museo Arqueológico de Córdoba. Nos encantó y la verdad es que fue una maravilla poder ver la conservación de las ruinas del Teatro Romano que están justo debajo del museo. Haciendo de la visita un recorrido único por la historia.

Teatro Romano

Si te apasiona la historia de Roma, es tu ciudad

Una de las cosas más característica es la cantidad de elementos que aún se pueden visitar en Córdoba. Por ello, hemos redactado una lista con aquellos principales que les recomendamos ver. Para mi gusto, uno de los más impresionantes sin duda es el Puente Romano de Córdoba y su maravillosa conservación. Así que sin más dilación les mostramos alguno de los lugares que tienen que conocer sí o sí:

  • Templo Romano.
  • Anfiteatro de Córdoba (que no se descubrió hasta el 2002).
  • Teatro Romano (que se encuentra en el Museo arqueológico).
  • El Puente Romano.
  • El Mausoleo romano y vía romana (hay que solicitar vita previa si se quiere ver su interior).
  • Termas romanas.
  • La Villa Romana de Santa Rosa
  • En el Alcázar de los Reyes Cristianos, los Mosaicos que se conservan.

La presencia judía

Ya desde los romanos se ve la huella histórica de los primeros asentamientos de los judíos. Sería desde el gobierno de Augusto que la judería sobre todo empezaría a cobrar relevancia y forma. Con la conquista de los musulmanes en 711, esta se convirtiera en el núcleo administrativo de la ciudad y la comunidad hebrea estaría en la zona norte de la medina. De los principales monumentos que tienen que ver respecto a la historia de esta civilazión son:

  • La Sinagoga.
  • La Capilla mudéjar de San Bartolomé.
  • El Zoco Municipal.
  • La Plaza de Maimónedes.
  • La Calleja de las Flores.
  • La Calleja del Pañuelo.
  • La Casa Andalusí.
Sinagoga

La Córdoba Musulmana

Una de las culturas que tiene mucha importancia en Córdoba y que también genera uno de los mayores atractivos turísticos a través de la Mezquita es la civilización musulmana. Desde el año 711 los bereberes del norte comenzarían la invasión por la Península Ibérica. El primer emirato omeya sería en el año 756, siendo así nombrada como la capital de al-Ándalus. Durante los próximos 170 años, siete serían los emires que sucederían al joven Abderramán I, el primer emir.

¿Qué se conserva de esta cultura? Ya lo hemos comentado anteriormente. Uno de los principales atractivos de la ciudad es la hermosa Mezquita. Pero no solo esto se conserva en la actualidad. Los modelos de vivienda que se realizaron en esa época se conservan a día de hoy. ¿El qué? Los patios cordobeses, tan importantes y también tan conocidos por los turistas. La mejor zona para disfrutarlos en la Calle San Basilio, les encantará.

Pero no solo visitamos los patios y la mezquita. También fuimos a los baños árabes que se conservan en la actualidad. Fue como realizar un viaje en el tiempo gracias al recorrido histórico que te proponen a través de las narraciones y diferentes acciones de este pequeño museo.

Una época de esplendor y de ruptura religiosa en Córdoba

Si la historia de Córdoba recuerda a un mandatario que llevara la ciudad a su máximo esplendor, ese fue le octavo emir de Córdoba, Abderramá III. En el 929 rompería los vínculos religiosos con el califato abasí de Bagdag y se convertiría en el principal centro cultural de Occidente.

Una época en la que convivirían cristianos, judíos y musulmanes, con casi un millón de habitantes. Desde científicos, filósofos, matemáticos o astrónomos, hicieron de Córdoba su punto de encuentro. ¿Cuál sería la principal obra para recordar en esta época? Sin lugar a duda la construcción de Medina Azahara. Tras este esté octavo emir vendría Al-Hakam II, quien a su vez dejó el trono a su hijo Hisham II. Pero su poder no sobreviviría a los constantes ataques a los reinos cristianos que realizaron y que desembocaría en el levantamiento de los cristianos. Poniendo fin al califato de Córdoba en el año 1031.

Los cristianos

Sería en 1236 cuando las tropas cristianas de Fernando III entrarían en Córdoba y la conquistaría. Se mantendría la esencia árabe, pero los musulmanes serían expulsados. De los principales cambios que experimentó la ciudad fueron como la medina se convertiría en villa medieval y la cantidad de iglesias que se construirían. ¿Cuál diría que sería uno de los lugares más emblemáticos de este periodo? Para mí, el Alcázar de los Reyes Cristianos, que conserva esa mezcla de culturas presentes durante tantos años en Córdoba. Se puede visitar en la actualidad, pero hay que reservar con antelación.

Desde el Alcázar, en 1486, Isabel y Fernando recibirían a Cristóbal Colón. Si, ese momento en el que el Colón les mostraría esas rutas hacia las Indias que quería llevar a cabo. Aunque un error de cálculo lo llevaría a las américas. Además de este hito histórico, el protagonismo de la ciudad también se vería reflejado en 1808. Sería la primera derrota de Napoleón y el inicio de su declive, gracias a la victoria del general Castaños en la Batalla Bailén.

Córdoba: Una ciudad que tiene mucho por contar

Nosotros sin duda salimos enamorados de Córdoba. Es cierto que cada vez que viajo me enamoro de la ciudad que visito, porque empaparte de su cultura, recorrer su historia, poder disfrutar de su gastronomía… Creo que poder vivir ese tipo de experiencias es una suerte sobre todo cuando nos dejamos llevar por la ciudad y todo lo que tiene para ofrecernos. Tal es la importancia de viajar que por eso siempre nos gusta terminar recomendándote que descubras, viajes y aprender mucho del lugar que visites. Por eso, en el día de hoy hemos querido traerte este recorrido único. ¿Qué te ha parecido? Déjanos un comentario y mantente atento a todas nuestras publicaciones en redes sociales. Y, sobre todo, nunca dejes de viajar, conocer, descubrir y aprender queridx lectorx. Gracias por estar ahí.

Autor: Andreína Pérez

Deja una respuesta