La Isla de Man, más allá de las motos

4 semanas ago
Jan Rullmann
33

Un fin de semana tormentoso en la Isla de Man

En noviembre de 2018, durante mi semestre Erasmus en Irlanda, decidí espontáneamente irme a la Isla de Man – este islote poco conocido en el mar de Irlanda. Desde Dublín el vuelo dura menos de una hora, pero por una tormenta tuve que esperar alrededor de diez horas en el aeropuerto. Con mucha suerte y con náuseas llegué al aeropuerto pequeñito y precioso al sur de la capital Douglas que solo tiene 28 mil habitantes. La conductora del autobús del aeropuerto me ayudó enseguida a encontrar la estación adecuada para mi hostal (“Adelphi Guest House” – perfecto para pocas personas y barato), pero al llegar ya quedé completamente empapado por el chubasco constante… Por eso, el primer día no hice nada más que secar mi ropa y ver una película en la cama.

Como me fui durante la temporada baja, casi todas las atracciones turísticas, el ferrocarril de vapor incluido, quedaron cerradas. Sin embargo, diría que vale la pena visitar la isla durante este tiempo si no te importa la lluvia y si te gusta una combinación de naturaleza y cultura. Los dos museos grandes, el Manx Museum en Douglas y el House of Manannan en Peel están abiertos todo el año y con los autobuses son muy fiables, superfácil y barato llegar a los diversos pueblos de la isla. Un billete se puede adquirir por ejemplo en la oficina turística, llamado Welcome Centre, en Douglas. En todo caso vale la pena visitarla para obtener informaciones generales y mapas.

El segundo día decidí visitar algunos de los pueblos maneses a pesar del pronóstico malo del tiempo. Al principio visité Castletown y Port Erin al sur de la isla y luego Peel en el oeste. Los primeros lugares son dos pueblos hermosos con edificios antiguos – un castillo incluido en Castletown, obviamente, pero supongo que son mucho más interesantes durante la temporada alta. Como ya he dicho, todos los lugares interesantes se cerraron una semana antes…

Jan Rullmann
Autor: Jan Rullmann

Deja una respuesta